Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Mis primeros diez años

Estoy emocionado este día 21 de Enero de 2011 de compartir con ustedes la experiencia más extraordinaria de mi vida, quiero hacerlo de una forma diferente aunque sé que algunos saben bien de mi pasión, pero sé que mientras leas estas líneas te irás dando cuenta de lo que quiero decirte. Se trata de dar un homenaje.

No sé si te ha pasado alguna vez que te ocurren cosas que te alegran tanto a tal punto de no saber qué decir, de no saber cómo describir lo que estás viviendo por dentro en ese preciso instante. Me gusta la idea de recibir sorpresas, de ser sorprendido por cosas o situaciones que hacen realidad los más íntimos deseos de mi corazón, sobre todo cuando crees que eso nunca pasará.

Lo veo reflejado en un pequeño que el día de su cumpleaños recibe el regalo que siempre había querido tener y sin sospechar nada inocentemente abre su regalo el cual lo impacta tanto que no le queda más que sonreír al ver su deseo hecho realidad, es una risa y un silencio de satisfacción que casi siempre solo lo puedes encontrar en el rostro de un niño.

Como lluvia fresca en pleno verano
Llegaste a mi vida para quedarte aquí
Como una sorpresa en un cumpleaños
Que dibuja sonrisas sin nada que decir

Así te fui queriendo cada día más
Me fuiste despertando de mi mal andar

Coro:

Así llegaste a mí y me abrazó
Pude sentir tu gran amor aquí
Perdonándome
Así llegaste a mí a conquistar
Mi corazón le diste paz Señor
Gracias Jesús, Así llegaste a mi

Cómo una respuesta a mis oraciones
Descendió tu gracia para envolverme a mí
Como el Padre abraza a su hijo amado
Al llegar a casa a si pude sentir

Eran casi las doce del medio día y parecía que sería un sábado mas en mi vida, el tiempo pasaba y mientras compartía con mi familia en casa sucedió lo inesperado, un terremoto de magnitud 7.6 estremeció mi país El Salvador, fue terriblemente espantoso, los tejados caían al suelo, casas completas de desplomaban, era imposible quedarse quieto un momento. Mi tierra fue arrasada por dicho acontecimiento, pero creo que mi corazón también había sido sacudido de forma impactante, ese día descubrí que me hacía falta algo dentro de mí, me faltaba la seguridad, la tranquilidad, la PAZ. Creo que en ese momento hice una oración pidiéndole a Dios auxilio, es mas para terminar de convencerme de que lo había hecho le comenté de mi oración a un familiar cristiano, sin embargo el se quedó callado y únicamente me miró directo a los ojos sin decir nada. Creo que Dios me habló a través de ese silencio y esa mirada que pude descifrar diciéndome: ¿… y Tú que harás?

Nueve días después, (bueno creo que esta parte ya la he comentado en otras ocasiones) pero resulta que pasados esos nueve días estaba en una congregación a la que había sido invitado por mi familia; ese día pase al altar con estas palabras: Dios demuéstrame tu Poder y Amor, si en verdad eres lo que me han predicado cambia mi vida, cámbiame por completo, muéstrame que estas con migo, háblame, dime que me amas… parecía un poco irreverente y sin respeto mi oración, pero no era así, yo estaba siendo sincero con Dios ya que de verdad quería conocerlo, quería sentirlo, quería que llenara el vacio que había sentido toda mi infancia y adolescencia, quería sentir su abrazo, su perdón.

Han pasado ya 10 años desde aquel momento en el que le entregue mi corazón a mi Señor y por un lado como se los he dicho a muchos jóvenes me arrepiento de no haberlo conocido mucho antes, pero por otro estoy muy agradecido por que se que JESÚS llegó en el momento justo a mi vida, nada tenía sentido ni razón sin él, pero a partir de ese maravilloso encuentro volví a tener vida.

Hoy puedo ver aquello que le pedí a Dios el día que lo recibí, hoy veo su Gracia y Misericordia. Antes “literalmente” no tenía nada, ahora tengo un lugar donde de vivir y descansar, tengo todo lo que necesito en mi casa, Dios me dio una compañera, mi ayuda, mi esposa linda que me cuida como no tienen idea, tengo una hermosa familia, un perro y un auto, pero sobre TODO tengo el Amor de mi Padre Dios quien cada día que pasa me demuestra que su fiel amor no tiene fin lo cual hace que me enamore cada vez mas de Él.

Hay una canción mas que le escribí a mi Señor y que resume mis inicios y mi relación con mi Dios, experiencia de conocerle, mi intimidad y si bien es cierto que la noche que la compuse fue de gran prueba para mi familia ya que los develé con el ruido de la guitarra a las dos de la madrugada, esta canción lo dice todo: Jesús estoy desesperado por ti.

Estando junto al Maestro
Su dulce voz para el reloj
Cantos de vida son sus versos
Quebrantan todo mi interior

Me acerco para ver su rostro
El me recibe con amor
Su tierno gesto me da aliento
Me muestra que en él hay perdón

Nunca podré yo entender
La grandeza de tu amor
Ni la anchura del perdón que hay en ti
Siendo yo pecador me recibes así
¡Cuán grande es tu favor para mí!, para mí, para mi

Coro:

Desesperado por ti
Por tu presencia Señor
Quiero con tigo estar
Nunca alejarme jamás
Desesperado por ti
Por tu manera de amar
Me has dado tanto Jesús
Nunca te voy a olvidar

Por que no puedo estar ni un minuto de mi vida alejado de tus brazos esos que me enseñan tu amor nunca me deja solo siempre me personaras tú has sido mi Fiel Padre y por siempre lo serás

Termino compartiéndote el versículo promesa que Dios me dio hace ya 10 años el cual se encuentra en el libro de Éxodo 33:14 “Mi Presencia irá con tigo y te daré descanso”

Gracias Jesús eres el regalo más maravilloso que he recibido y porque Tú, mi regalo, ha dibujado en mi boca la sonrisa inexplicable de aquel niño que tanto deseaba tener el amor del Padre que siempre soñé.

José Eduardo Sibrián

Comentarios
  1. Giannina

Dejar un comentario