Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Manasés de la Cruz Alvarado (Villahermosa, México)

fggd

La experiencia más reciente de la evangelización, es con mis vecinos. Gracias a Dios que me ha dado la oportunidad de hablarles de Él, y lo han aceptado, reconocido y sí están interesados, aunque no han respondido, esperamos y deseamos que sea Dios el que haga su obra en ellos, y la manera de hablarles a ellos es una forma sencilla; aunque parezca que por casualidad si Dios dio la oportunidad de hablarle a las personas, fue y es porque Él (Dios), tiene un plan y un propósito con ellos y en ellos y la experiencia de esto es lo que hemos leído, escuchado, que a veces buscamos a los hijos de Dios por los alrededores lejos sin darnos cuenta de que a veces tenemos a los hijos de Dios tan cerca de uno, de ahí en adelante he estado trabajando un poco más constante en la obra por la gracia de Dios, cada persona a la que le hablo y no me hable le obsequio una invitación, pues estamos buscando a los hijos de Dios, y si una de esas personas es un hijo de Dios Él lo va a llamar, pues este mensaje llama y junta a los hijos de Dios.

Antes que yo conociera el mensaje, pensaba que la vida no tenía sentido, porque yo era muy especial, y por eso me fui de mi casa y después me encontraba muy solo y lo tenía todo pero me faltaba algo y eso era conocer a Dios, y hoy le doy Gracias a Dios porque me permitió entender su mensaje y estoy escrito en el libro de la Vida del Cordero; es por eso que hoy la vida tiene sentido y le pido a Dios que pronto seamos transformados y estemos con Él allá en el cielo en las cenas de las Boda del Cordero y que Dios les bendiga a todos mis hermanos y en especial a mi hermano William Soto Santiago.

Dejar un comentario