Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Jose Guillermo Rivera (Cayey, Puerto Rico) Presidente del grupo juvenil

guileDios les bendiga. Yo he nacido en este mensaje…mis abuelos todos son creyentes y yo, no fue como hasta los 10 años que comencé a comprender ms ampliamente este glorioso mensaje y pues ya a los 16 ms o menos me daba cuenta que perdía mucho tiempo, porque yo estaba en equipos de baloncesto y todas esas cosas que me quitaban tiempo y hasta que un da dije “!No!, yo no puedo seguí así” y hablar con una hermana para ver cómo estaban haciendo para evangelizar, y por ahi me conectó y sala todos los das a evangelizar en la noche con ella; entonces pues poco a poco estaba viendo que muchos jovencitos también vendan a trabajar y vimos la unión que se estaba comenzando con la juventud aquí en Cayes, comenzando con los cánticos, hasta que en una vigilia o fogata se hizo la gran unión esperada por muchos jóvenes.

Esa noche fue una muy especial donde todos estábamos tan unidos que de esa noche en adelante se forma el grupo de jóvenes, entonces para mi esto era lo que esperaba de la juventud aquí en Cayes.

Haba un tiempo en que casi ni siquiera comparta con ellos porque vea que lo que hacán no era algo bueno, en el sentido de que se perdía mucho tiempo y entonces sentía ese deseo de querer ayudar a los jóvenes, de tener una unión tan grande porque somos todos una familia y de ser un grupo como el que hubo anteriormente, donde grandes cosas se hicieron en favor de la Obra de Dios.

Y pues veo que Dios me ha concedido esta petición del corazón de poder ayudar al grupo de jóvenes.

Con el tiempo he visto que este grupo ha sido el mejor de todos los grupos de jóvenes que han surgido en Puerto Rico. En las reuniones que hacemos me encargo de tirarles los das de evangelización, actividades públicas, ensayos… en las reuniones mantengo al tanto de toda información de trabajo. Yo estoy muy agradecido a Dios, por permitirme trabajar con los jóvenes en una forma directa y de mostrarles a ellos las diferentes formas que hay de trabajar en este tiempo, para que asi todos estemos aprovechando bien el tiempo de misericordia que Dios nos ha dado y asi poder servirle en estos cuerpos temporales y asi El, si en lo poco hemos sido fieles, en lo mucho El nos pondrá., nos dar ese cuerpo inmortal e incorruptible, el cuerpo eterno y glorificado que todos deseamos. Y asi seremos a imagen y semejanza de nuestro amado Señor Jesucristo y pues me siento muy feliz de que Dios me haya permitido poder ser como un gua para el grupo de jóvenes aquí en Cayes.

Dejar un comentario