Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Diana E. Zapata de Gómez

alalal¡Que tal hermanos!, que nuestro amado Señor Jesucristo les bendiga y prospere en lo espiritual y en lo material, grandemente y así estemos todos juntos trabajando en su gloriosa Obra.

Para mí es una bendición muy grande compartir con cada uno de ustedes las bendiciones que yo he recibido en mi corazón y creo que cada uno de ustedes también.

Le doy gracias a mi amado Señor Jesucristo por la bendición que El me ha dado de estar viviendo en este tiempo tan glorioso y así poder hacer contacto con la vida eterna, que es lo más grande que hay, ser parte de Su Cuerpo Místico de creyente, formar parte de Su Iglesia, y estar trabajando en Su Obra.

Sigamos hacia adelante luchando, trabajando, no importa los problemas que se presenten porque como dice nuestro mensajero, la victoria es nuestra. Alimentandonos siempre de la Palabra de Dios que es la que nos dará nuestra transformación. Amén.

Dios les continué bendiciendo, y que este sencillo testimonio les sea de gran bendición.

Dejar un comentario