Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Un clamor honesto terminó con la miseria de la droga

.El-Desafio-5 Ya que personalmente nos conocían y lo malo que éramos, les dijimos que los cambios en nuestras vidas eran testimonio de lo que Dios podía hacer.

“Por la gracia de Dios, esa misma noche, los siete de ellos entregaron sus vidas a Cristo, confiando en Él como su Salvador personal.” Estos nueve hombres ahora sirven juntos a Dios, haciendo un intenso trabajo en su comunidad.

“Esta es nuestra manera de retribuir a la sociedad”, dice Brent.

“Me doy cuenta que no puedo ganar a todos los que he introducido las drogas, pero hay otros tantos a los que puedo llegar”.

Una de las primeras oraciones de Brent fue pedir a Dios poder restaurar su relación con su familia.

También se dirigió inmediatamente a los que había engañado, herido y vendido drogas a y les pidió su perdón.

“Mi relación con mis padres ha sido restaurada,” dice Brent con entusiasmo. “Ahora somos nuevamente una familia feliz y por medio de la Palabra de Dios he aprendido la importancia de honrar a mis padres”.

A pesar de lo que muchos creen, algunos problemas de la vida permanecen después de convertirse al cristianismo, Brent dice.

“La diferencia es qúe ahora tengo un Salvador al que puedo pedir ayuda para enfrentarlos. En el pasado, recurría a las drogas y trataba de olvidarlos.

“Ahora, me voy de rodillas y oro, y yo tengo un mentor con quien puedo hablar.

“Estoy aprendiendo y creciendo espiritualmente día a día. Creo que lo importante es no condenarte ante un fracaso, sino arrepentirse del mal hecho, cambiar, y aprender de los errores cometidos. “

Brent se casó con su esposa Jésica, en diciembre de 2012.

Dejar un comentario