Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Nuevo credo para el baterista de metal

Fama, dinero e influencia fueron entregados a Aarón Gillespie en una bandeja de plata después de haber sido invitado a unirse a la conocida banda de metalcore Underoath como baterista a la edad de 14 años.

La carrera musical de Aarón estaba lista para despegar, a pesar de una temprana edad, con ventas de disco de oro con Underoath y conciertos con grandes bandas como Slipknot. Creció en una familia cristiana, asistiendo a escuelas privadas y disfrutando de tocar en la banda de la iglesia. “Estaba viviendo a la sombra de la fe de mis padres, que es algo normal, supongo, cuando uno crece en un hogar cristiano”, dijo Aarón. Hay gente que no le gustaba la forma en que tocaba, pero Aarón se animó mucho cuando uno de los líderes de la iglesia le dijo que algún día cambiaría vidas de personas con su música. “Cuando yo tenía 14 años alguien compartió conmigo que yo iba a viajar por el mundo y hacer música”, dijo.
Poco después recibió la llamada de Underoath. “Creo que es cuando realmente me encontré con Dios.” Aarón comenzó a trabajar duro para ver hasta dónde podía llegar en el negocio de la música y seguir a Dios se tornó una prioridad cada vez menor en su vida. “Es difícil ser joven en este mundo que vivimos. Es difícil por un montón de razones”, dijo. “Y aquí estoy, con 27 años, y hace aproximadamente un año atrás me enfrentaba a una decisión realmente difícil de seguir realmente a Dios o no. “He sido un cristiano por mucho tiempo, pero me encontré con esta decisión: ‘Aarón, quiero que dejes esta gran carrera que tienes y hagas algo más por mí’, y me aterraba.” Este llamado de atención se produjo después de que Aarón fue en un viaje misionero a Uganda y fue testigo del poder de la adoración a Dios en medio de la pobreza y las penurias que el pueblo enfrentaba.
“Vi gente adorando a Dios porque Él existe, porque eso es para lo que fuimos creados”, dijo. “Creo que todo el mundo adora algo, ya sea su trabajo o su familia o una relación o lo que sea. “Piénselo, todos tienen algo que es más importante que cualquier otra cosa en esta vida. Eso es lo que adoramos. “Fuimos creados para adorar a sólo una persona, y esa persona es Jesús. “Y realmente me conmovió al ver a estas personas de áfrica, que no tienen nada, pero adorando a Dios porque Él existe”. Aarón recuerda despertar un día sintiéndose cansado de sí mismo, y la forma en que había estado viviendo, aceptando todas las bendiciones que Dios le había dado, pero negándose a darle nada a cambio. Se sentía movido a dejar Underoath y más tarde comenzó a grabar un álbum de adoración titulado “Anthem Song” que tenía como objetivo “llegar a las personas que piensan que la iglesia es un club social.” “El disco está dirigido a todos, pero creo que un montón de gente no va a entrar en una iglesia porque no se sienten lo suficientemente buenos para entrar, o porque no creen tener la ropa apropiada para entrar o porque creen que la iglesia no tiene nada para ofrecerles”, dijo Aarón.

A continuación, él explicó que esta no es la manera en que Dios quiso que fuera y que nadie está demasiado lejos del alcance del perdón que Dios ofrece a través de Su Hijo Jesús. “”Voy a ser honesto con usted, servimos a un Dios que caminó por la vía crucis por nosotros, ensangrentado y desnudo”, dijo. “Servimos a un Dios que odia tanto el pecado, que el castigo es la muerte eterna. “Pero, porque Él está tan lleno de amor, y no soporta la idea de que seamos castigados por nuestros pecados, envió a su único Hijo como un sustituto por nuestros pecados.” Aarón explica que no somos dignos de acercarnos a Él sino a través de Cristo y que no podemos dejar que el orgullo se interponga en el camino de pedir el perdón de Dios y aceptar que Jesús pagó la pena del pecado por nosotros. “La belleza del latir del corazón, el ritmo de danza de los pulmones, el poder purificador de los riñones, que saca toda la basura en la sangre, es Jesús. “Él tomó nuestro dolor y nuestro pecado y toda nuestra basura sobre sí mismo. “Es por eso que debemos adorar [a Él], no por lo que hacemos o no hacemos, por lo que tenemos o no tenemos, o porque somos o no somos.” Uno de los versículos favoritos de Aarón es el de Oseas capítulo 6 y el versículo 6, que dice: “Porque yo quiero amor, no sacrifi cio, conocimiento de Dios más que holocaustos”. “Esto significa que Dios quiere que le conozcamos, más que recibir nuestros sacrifi cios”, dijo. “¿Cuán épico es eso? El Dios del universo quiere conocerme!” Aarón se ha convertido en un apasionado adorador de Dios a través de su talento y se ha unido a una banda cristiana llamada The Almosts que utilizan su música como una herramienta para extender la mano y animar a la gente a buscar el amor y el perdón a través de Jesús. ■
FUENTE: Periódico El Desafío (http://challengenews.org/us-es/)