Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Visión de la Joven

vuision“Yo me acosté en mi cama hablando con Dios, angustiada preguntando el por qué nos encontramos así, ¡háblanos Señor! En esto no sé si me dormida o estaba despierta. Comienzó a subir en el aire y comienzó a ver mi casa desde arriba cada vez más lejos. De momento sentí que algo me aguantaba mis piernas y no me dejaba subir más. Entre en temor nuevamente y comienzó a preguntar: ¿Qué me pasa por qué me jalan? Y Dios me dijo: Ellos no quieren que yo te muestre esto que te voy a mostrar. No temas. En ese momento volví a retomar mi confianza en Dios y fui llevada a un cuarto lleno de nubes y de la presencia de Dios. El me acostó en el suelo y me dijo: “Purifícate” En esto mire mi cuerpo y me vi vestida de blanco. El me dijo: Ven que te mostrare algo. Me hizo abrir una puerta y entré a un túnel muy feo y estaba montada sobre algo que se movía solo y me pasaba por ese túnel. De momento comienzo a ver tres mujeres con velos en sus cabezas, mujeres llenas de maldad y de odio. Una hacia que peleaba con algo, la otra estaba jugando con sus manos como si leyera las manos o algo así. La otra me vio y me quiso arrebatar del carrito que me movía. En esto desperté y caí de rodillas llorando porque no entendí esa segunda parte del sueño. Rápidamente llamé a mi mamá y le conté. Mi hermano enseguida me llamó dándome los versículos de Ezequiel 13:18 – 23 conforme al sueño que tuve. (favor de leer el capitulo completo). EL ya había leído estos pasajes ese mismo día antes que yo lo llamara”

Ezequiel 13:18 – 23

18 y di: Así ha dicho Jehová el Señor: !!Ay de aquellas que cosen vendas mágicas para todas las manos, y hacen velos mágicos para la cabeza de toda edad, para cazar las almas! ¿Habéis de cazar las almas de mi pueblo, para mantener así vuestra propia vida?

19 ¿Y habéis de profanarme entre mi pueblo por puñados de cebada y por pedazos de pan, matando a las personas que no deben morir, y dando vida a las personas que no deben vivir, mintiendo a mi pueblo que escucha la mentira?

20 Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo estoy contra vuestras vendas mágicas, con que cazáis las almas al vuelo; yo las libraré de vuestras manos, y soltaré para que vuelen como aves las almas que vosotras cazáis volando.

21 Romperé asimismo vuestros velos mágicos, y libraré a mi pueblo de vuestra mano, y no estarán más como presa en vuestra mano; y sabréis que yo soy Jehová.

22 Por cuanto entristecisteis con mentiras el corazón del justo, al cual yo no entristecí, y fortalecisteis las manos del impío, para que no se apartase de su mal camino, infundiéndole ánimo,

23 por tanto, no veréis más visión vana, ni practicaréis más adivinación; y libraré mi pueblo de vuestra mano, y sabréis que yo soy Jehová.

Dejar un comentario