Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Jesucristo que me salvo y me perdono de todos mis pecados

Dios los bendiga a todos, este testimonio es para la honra y Gloria de nuestro señor Jesucristo que me salvo y me perdono de todos mis pecados. Yo recuerdo a la edad de siete anos mis padres estaban asistiendo a una iglesia evangélica en ese tiempo, desgraciadamente mi padre estaba llevando una Vida doble en la iglesia era uno y en la casa era otro, era un mostro que nos maltrataba y nos golpeaba y eso fue lo que uso Satanás para destruir a nuestra familia, en mi hubo un oído hacia el que yo lo intente matarlo por tres ocasiones mas Dios no lo permitió por su misericordia, después de tiempo nos abandono, a la edad de dieciséis anos mi corazón esta tan lleno de oído hacia mi padre y toda la gente, estábamos viviendo en ese tiempo en la frontera de lado de México.
En mi mente era pensar puras cosas malas y en ese tiempo había unas gentes que traficaban drogas y yo les pedí trabajo y Ellos jugando me dijeron que si que fuera a cobrar un dinero me dieron el nombre de la persona y dirección ese fue mi primer trabajo esa persona murió por los golpes que le di y no me importa nada en mi yo decía que se lo merecía cuando el hombre que me citrato vio que le cumplí con el trabajo me dijo que si tenía ganas de salir adelante y le dije que sí y el medio más trabajo así yo entre en las organizaciones de México después se terminación esos hombres entro otra organización llamados los Texas y trabaje un tiempo con ellos hice mucho dinero pero el dinero me dejo y quería mas y mas, después esa organización termino entro otra llamada los chachos y también me involucre con ellos, Siempre ha existido el secuestro y las muertes pero en ese tiempo había un respeto sobre la familia, en el año dos mil entro otra organización llamados los del golfo y entro matando mucha gente de esa organización se hicieron dos más que son los zetas y la familia michoacana , en ese tiempo los zetas tomaron el control de unas fronteras en mexica por medio de un conocido me localizaron ama y me mandaron a llamar que tenía que trabajar con ellos y yo les dije que sí, pero ellos me dijeron que tenía que tatuarme la mentada santa muerte pero yo les dije que no si yo no creía en Dios menos iba a creer en un mona total no me la puse,

Pero entre en esa organización allí vi las cosas más horripilantes que jamás había visto, estas personas se dejan guiar por brujos haciendo brujerías, ocultismo, satanismo, de lo que usted no se imagina Satanás tomando total control en ellos por eso Tantas muertes, en el 2003 me secuestran a mí los mismo dure siete días mi esposa no sabía si estaba vivo o muerto, ellos no tenían misericordia porque yo tampoco tenía y en medio de esa casa es cuche una voz que decía al que hierro mata a hierro muere pero yo no lo entendía, fue la peor tortura que había tenido, al quinto día el comandante de ese grupo que me tenia me dijo que me iba a dar un balazo nada mas pero que mejor me iba a enterrar vivo para que sufriera en ese momento vino a mi mente todo lo que yo había hecho como mi madre me decía que buscara de Cristo pero yo como nunca le hice caso yo estaba en mi mundo un mundo lleno de mentira.

Yo sabía que iba a morir en ese día lo que yo hice solo pedirle perdón a Dios que me perdonara por todos mis pecados, en ese momento vi la misericordia de Dios entro otro grupo y el jefe de grupo me conoció y me dijo que es lo que estaba haciendo yo allí yo le conteste que no lo sabía pero en ese momento entendí era Dios dándome la oportunidad de vivir y por medio de ese hombre pude salir, pero no fue todo no me dejan en Paz el día siguiente fui con mi esposa con un pastor que era el pastor de mi madre y él me dijo que Ella oraba y creía que Cristo iba hacer algo en mi vida ese día fue el día mas grandioso para mi tire todas mis armas y me fui a comprar la arma más poderosa la Santa biblia, paso una semana y el jefe de grupo me dijo que tenía que regresar atrafagar pero yo le dije que no porque yo ya había recibido a Cristo en mi corazón pero el me dijo que al no le importaba nada de eso me dijo si en una semana salía con lo misma iba a matar ama esposa y a mis hijos, esa semana fue una semana de oración de ayuno en ese momento yo vi el poder de Dios y por eso le doy la honra y la Gloria a nuestro señor Jesucristo todos los días.

Todavía ay muchas cosa que contarles hermanos pero espero que este testimonio le ayude a creer mas en el señor Jesucristo les apoda a todos los hermanos en donde vean este testimonio unirnos en ayuno y oración solo así podemos apagar todos los dardos del enemigo. Dios los bendiga.

 

 

Dejar un comentario