Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Rescatado del suicidio

Como socio fundador de una exitosa empresa de consultoría, Berni Dymet viajaba por el mundo dando conferencias y hablando en convenciones, hasta que pensamientos de suicidio transformaron su único propósito para vivir. “Desde el principio, estaba programado para el éxito”, dice Berni. “Yo era un hombre de negocios duro, obstinado, que no le importaba pisar a alguien con tal de llegar a mi destino.
“He viajado por todo el mundo, me he hospedado en cientos de hoteles en los últimos años. Pero algo siempre me faltaba en la vida. Todo lo que tenía – mi carrera, mi éxito financiero – nunca me satisfizo.” Este sombrío panorama, finalmente llegó a su punto culminante en febrero de 1995. “Parado en el balcón del octavo piso de un hotel de Brisbane, Australia, me preguntaba si podría saltar. ”Mi pérdida, dolor y desesperación me llamaban a lanzarme, pero una Biblia de los Gedeones me salvó la vida, literalmente. “A través de lo que había leído en esa Biblia la noche anterior, Dios me rescató de la orilla.” A menudo, cuando no había nada para ver en la televisión en su cuarto de hotel, Berni abría la Biblia en la mesa de noche, y, dice, “Dios me llamó la atención.” “En lugar de saltar, me arrodillé junto a la cama del hotel – justo como lo había hecho cuando era niño – y dije:” Señor, si estás por ahí, este sería un momento muy bueno.” “Esas fueron mis palabras exactas. Eso es todo lo que tenía. Y eso es todo lo que hizo falta para que Dios me envuelva con sus brazos amorosos.” Después de esta simple oración, Berni entregó su vida al Señor Jesucristo, aceptando su misericordia y perdón. Unos meses más tarde, comenzó una licenciatura en Ministerio en un Instituto Bíblico, que conduciría a un trabajo voluntario con un grupo australiano llamado Christianityworks. Durante su tiempo allí, él sintió que Dios lo impulsaba a dejar su trabajo “seguro y muy cómodo” de consultoría para convertirse en el gerente y enseñador de la Biblia de este pequeño ministerio que estaba produciendo programas de radio para unas pocas estaciones de radio. En la actualidad, este ministerio alcanza una audiencia semanal de 15 millones de personas en 160 países. ”El Señor me mostró cómo durante años mientras yo había estado en escenarios, brindando grandes conferencias en todo el mundo – Él me había estado preparando, capacitando y enseñando … para salir y decirle al mundo acerca de Jesús. Es humillante y atrapante al mismo tiempo.
”Hoy en día, estos programas de enseñanza de la Biblia se escucha a través de más de 1.000 estaciones de radio en todo el mundo y desde Junio de 2012, sale al aire en una estación del Gobierno de la India, que cuenta con 30 millones de oyentes cada semana. ”Estamos viendo un sinnúmero de vidas cambiadas – como el comandante de la guerrilla en la RD Congo, que después de 13 años de matar a la gente -“ No sé cuántos han muerto por mi pistola “- oyó uno de nuestros programas producidos en Australia, ha depuesto las armas y dio su vida a Cristo. Como la mujer en Europa que me escribió hace poco acerca de cómo, a través de uno de nuestros programas de radio, el Señor la rescató del borde del suicidio.” Mientras mira hacia atrás, a esa habitación de hotel como un punto de inflexión, Berni dice: “Meneo la cabeza en asombro.” ”Si Dios no hubiera intervenido en mi vida a través de esa Biblia de los Gedeones yo no sé dónde estaría ahora mismo. Hay muchas posibilidades de que no estaría aquí en lo absoluto, y ciertamente, yo no estaría haciendo lo que estoy haciendo. Eso es seguro.” ■

FUENTE: Periódico El Desafío (http://challengenews.org/us-es/)