Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Testimonio de sobreviviente a una electrocución de 23 mil voltios

No voy a contarte una historia que escuche: voy a contarte lo que me sucedió, esto es real!!!!!

Desde mi niñez, en mi adolescencia y ya siendo adulto, cumulo de accidentes me han pasado. He chocado con moto, con vehículos, osado, entraba al mar sin saber nadar, como salía? clamaba a Dios y siempre me libraba. Amenazado con pistola, con cuchillo, Dios siempre acudía a mi auxilio, pero también pensaba que nada podía dañarme y mientras el Señor era fiel, yo permanecía infiel, alejado de su voluntad, de su amor, de su paz.

 

Lleno de soberbia y orgullo, que podía pasarme? Pero en agosto del 98 fue distinto, caí en las manos del Dios vivo. Trabajaba en una conocida aceitera del Álamo Industrial en el techo de los almacenes, subiendo por la trabe de una azotea de 10 mts de altura, por un lado, el vació, por el otro la lamina del techo y seguía subiendo hasta el momento en que me tope con un cable y me pregunte: tendrá electricidad? y lo tome: 23,000 voltios me sacudieron, agarrándome con fuerza, el dolor es inimaginable, indescriptible, no se puede contar con detalles el terrible, horrible y espantoso dolor que sentí, mi vida empezó a pasar por mi mente, mi esposa, mi niño, en todo pensé, hasta que llegue al momento del accidente!!!!! Y esa cosa no me soltaba, le clame al Señor y le dije: hasta cuando me va a soltar esto Dios mió? justo en el instante en que termine de decirlo, me aventó, mi cuerpo era echado con fuerza, caí sobre el techo de espaldas violentamente e inmediatamente me puse de pie, mire mis brazos, toque mi piel, hasta sentí que respiraba!!! Pero la vista abarca 170 grados y algo, en el lado izquierdo no concordaba con el color del techo, cuando voltee, me espante: ahí estaba mi cuerpo, recostado, con los ojos cerrados, estaba muerto !!! Inmediatamente me abalancé sobre el y tome la misma posición que tenia, agitando mis manos con rapidez, cuando pude agarrar mi mano izquierda, sentí un alivio momentáneo, había vuelto ¡!!!! Sin embargo, enseguida me sobrevino un dolor terrible, el brazo derecho completo quemado, parte del dorso y ambos pies. Quise incorporarme, no pude., tome mi brazo sin vida y lo sujete como bastón para levantarme. No pude. Cuando fueron a ver mis compañeros que había pasado, yo solo quería irme a mi casa!!!!! Se botaron 3 transformadores de la empresa y 1 de la comisión federal de electricidad.

 

Durante 5 hrs. se fue la luz en el Álamo Industrial (como un parque industrial en Jalisco). Me bajo de la azotea un amigo en brazos, los que me veían, se persignaban. Me trasladaron al hospital y el medico pregunto: que paso? se electrocuto con alta tensión, le respondieron, 23,000 voltios. Me examino. -No pasara de 24 hrs., dijo, tiene sus órganos licuados, avisen a sus familiares. Trasládenlo al Centro Medico de Especialidades. Ingrese a Urgencias, estime que se tardaron como 5 hrs. para hospitalizarme, como pensando que seria inútil el papeleo de alta en Especialidades. Pero seguía vivo y tuvieron que ingresarme. Fui sometido a interminables limpiezas quirúrgicas, que no es otra cosa que retirar y amputar lo que no sirve, tejido muerto, carbonizado. 2 operaciones. 2 meses en el hospital, casi un año encamado, parálisis sanguínea de la pierna derecha, una taquicardia. Y morfina para calmar el dolor. Que pronostico de vida me dieron? 24 hrs. inmediata!!!!! Lo que ellos no sabían, es que ya había muerto y que ya el Señor me había resucitado!!!!! Me levanto de entre los muertos!!! El Señor sigue siendo el mismo ayer, hoy y siempre y sigue actuando con poder y gloria.

Amigo, esto te digo: Tenemos espíritu y ese espíritu dará cuentas de las decisiones que realicemos, te invito a que aceptes a Jesucristo como Señor y Salvador de tu vida y entres en el gozo del Señor y en la vida eterna que Dios preparo mediante su Hijo Jesucristo, no importa que problemas tengas o que enfermedad grave o mortal padezcas, cuando el hombre llega a lo imposible, ahí es donde empieza a actuar Dios. Si lo aceptas, repite esta oración (hazlo de corazón y clama con amor): * Señor Jesús, te invito a que entres en mi corazón, me arrepiento de mis pecados, te acepto como Señor y Salvador de mi vida, cúbreme con tu preciosa sangre y escribe mi nombre en el libro de la vida. Amen *

Testimonio de:

Brando Sanchez Quintana

Bosques de la Primavera # 57

Privada Ahuehuetes # 14

Col. Los Olivos CP 45602

TEL.0133- 1404-4889

Tlaquepaque, Jal. México

Dejar un comentario